miércoles, 6 de febrero de 2013

PASTEL DE CORDERO CON PIMIENTOS ASADOS Y CEBOLLA CONFITADA

El domingo comimos un estupendo cordero asado, como casi siempre quedaron restos, para no volver a comerlo de la misma forma hice un pastel de cordero. Les encantó en casa, a mi como me encanta cocinar, no me importa dedicar tiempo a la cocina. Asé los pimientos, confité la cebolla y además hice la bechamel. Pero si no tenmos tiempo podemos hacerlo con un bote de pimientos asados, un bote de cebolla confitada y un brick de bechamel. La cuestión es que queda muy bueno y que es una buena manera de reciclar restos. Os aconsejo que lo probeis, está muy rico.







PASTEL DE RESTOS DE CORDERO CON CEBOLLA CONFITADA Y PIMIENTOS ASADOS

Restos de cordero asado (350 gr., aproximadamente)
1 bote pequeño de pimientos asados
1 cebolla grande confitada
2 patatas grandes
Medio bote de salsa de tomate
1 chorro de Jerez
Bechamel para salsear.

Elaboración:

Esta receta nos sirve para aprovechar unos restos de cordero asado.
En primer lugar pelamos las patatas, las cortamos en panadera no muy fina, y las lavamos. Las freímos en abundante aceite. Las salamos y las reservamos.
La cebolla la tendremos previamente confitada, o podemos usarla de bote.
Los pimientos también pueden ser de bote.
La salsa de tomate debe de ser de buena calidad, yo la utilizo casera.
Ponemos en un cazo medio bote de salsa de tomate y le añadimos un chorro abundante de jerez. Damos un hervor y reservamos.
Desmenuzamos el cordero.
En una fuente, que nos pueda servir para presentar el pastel, ponemos unas cucharadas de salsa de tomate, encima colocamos una capa de patatas panadera, sobre ellas repartimos el cordero desmenuzado. Repartimos también la salsa que pueda tener y el resto de la salsa de tomate.
Cortamos en tiras el pimiento asado y lo distribuimos sobre el cordero.
Tapamos con el resto de patatas panadera y por encima de todo ello colocamos la cebolla confitada.
Hacemos una bechamel para salsear y regamos todo el conjunto con ella. Gratinamos hasta que veamos que la superficie comienza a dorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada