miércoles, 30 de diciembre de 2015

Cóctel de pollo con piña y langostinos

Estas últimas semanas en los cursos de cocina que imparto en Artes y Oficios olía a Navidad, lo mismo pasaba en el Centro de Mayores de la Luz. Todo eran menús y recetas navideñas. Los preparativos de nuevos platos para sorprender a los familiares y amigos, nos hizo trabajar a un ritmo más elevado de lo habitual.
Como todo pasa y además, tan rápido, ya se terminaron las clases: hasta el 12 de enero en La Escuela de Artes y Oficios y hasta primeros de marzo en el Centro de Mayores de la Luz.
En los ratos libres que tengo ya estoy mirando alguna receta ligerita para cuando regresemos. Después de estos días de excesos haremos alguna cosa más suave para que sea más sencillo decir adiós a los kilos que pudimos haber acumulado estos días.
Esta es una de las recetas que hicimos en este caso en el curso de iniciación. Es muy fácil y bastante económica, además queda muy rica y es rápida de hacer.
Ya os paso la receta, espero que os guste.


        CÓCTEL DE POLLO CON PIÑA Y LANGOSTINOS

1 bolsa de lechugas variadas                            1 tomate para ensalada
1 cebolleta                                                        2 rodajas de piña
½ pechuga de pollo                                          250 gr. de langostinos
2 patatas                                                           4 pimientos del piquillo
Mayonesa                                                        Chorro de zumo de naranja
2 c/s de ketchup                                               Chorrito de brandy
Unas ramitas de cebollino                               Aceite de oliva
Vinagre de manzana                                        Sal y pimienta

ELABORACIÓN:

Cocemos las patatas en agua caliente con sal. Las pelamos y las cortamos en rodajas, lo más finas posibles.
Cortamos a mano las lechugas. Las ponemos divididas proporcionalmente, en los platos,
Pelamos y cortamos el tomate en cuadraditos. Pelamos y picamos en brunoisse fina la cebolleta y 2 pimientos del piquillo.
Picamos menuda la piña.
Cocemos, por separado, la pechuga de pollo y los langostinos.
Pelamos los langostinos y los cortamos en trocitos.
Cortamos en trocitos la pechuga de pollo cocida.
Ponemos en un bol todos estos ingredientes, excepto las lechugas y las patatas.
Hacemos una vinagreta con aceite de oliva, un chorrito de vinagre de manzana, sal y pimienta. Y ponemos 2 cucharadas sobre el bol.  Reservamos el resto. Mezclamos bien. Reservamos.
Sobre las ensaladas ponemos una parte proporcional de las patatas cocidas.
Colocamos encima la mezcla de pollo y espolvoreamos con cebollino picado. Decoramos con los otros 2 pimientos del piquillo cortados en tiras.
Hacemos una salsa rosa con la mayonesa, el ketchup, el brandy y el zumo de naranja.



lunes, 28 de diciembre de 2015

Calabacines rellenos de marisco

Realmente el título de la receta es más grande, pero luego me resulta complicado para poner los enlaces en facebook.
El caso es que es una receta que hicimos estos días pasados en uno de los cursos de Artes y Oficios. Creo que es una receta estupenda para estas fiestas. Hay muchas versiones circulando, yo os pongo mi versión.
Los calabacines dan mucho juego, yo los utilizo para muchas recetas, tanto dulces como saladas, de hecho tengo una mermelada de calabacín buenísima. Simplemente a la plancha con unas almendras tostadas por encima me encantan.
Mis padres cultivan la tierra y en la época de recogida hay muchos y tenemos que darles salida, eso te obliga a hacer cosas diferentes con ellos.
Creo que os gustará la receta. Os la paso.



CALABACINES RELLENOS DE ÑOCLA(BUEY DE MAR) Y LANGOSTINOS  CON SALSA DE MARISCO AL BRANDY

2 calabacines pequeños                                     
1 ñocla
200 gr. de gamba arrocera                                
1 puerro
1 cebolla                                                            
1 tomate maduro
8 gambones                                                       
1 copa de brandy
1 copa de vino blanco                                       
100 ml. de fumet
Perejil                                                                
Sal y pimienta

ELABORACIÓN:


Cortamos el calabacín en tacos, 4 por calabacín. Dejamos trozos de unos 5, ó 6 cm. si es necesario pondremos otro calabacín más, necesitamos 2 trozos por comensal.
Quitamos tiras de piel de unos 2 cm., alternativamente. Es decir cortamos una tira de piel de aproximadamente 1,5, ó 2 cm y dejamos otra tira del mismo tamaño, sin cortar.
Ahuecamos, sin llegar al final, para que no salga el relleno, y reservamos la pulpa del calabacín. 
Hacemos unos minutos en el microondas, a media potencia,  hasta que veamos que comienzan a ablandar. Lo pinchamos con un palillo para comprobarlo.

Picamos la cebolla, el puerro, el tomate y la carne de calabacín en brunoisse. Pochamos primero la cebolla y el puerro, cuando empiece a tomar color ponemos la carne de calabacín, rehogamos unos minutos y ponemos el tomate pelado y cortadito.
Añadimos las gambas enteras, salteamos y ponemos el brandy y flambeamos. 
Regamos con el vino blanco y el fumet.
Cocemos 10 minutos, trituramos y pasamos por el chino.
Cogemos unas cucharadas de la salsa y las mezclamos con la carne de la ñocla (buey de mar) desmigada. Rellenamos el calabacín con la ñocla y una cola de langostino pelada hasta la cola, que conservamos y dejamos asomando sobre el relleno.
Ponemos los calabacines en fuente de horno, salseamos. Salpimentamos y horneamos a 170º durante unos 20 minutos.
Si nos sobra salsa la servimos con los calabacines en una salsera aparte.



jueves, 17 de diciembre de 2015

Pastel de confit de pato con patatas y piñones

Para los que no habéis probado nunca el pato os lo recomiendo. A mí me encanta. Especialmente los muslos de pato confitados. Es una solución ideal para una celebración y además es fácil, fácil, sólo hay que desmenuzar el pato, ya viene listo para comer.
Esta receta la vi en un especial de Navidad de la revista Lecturas y me encantó. Yo la modifiqué ligeramente y le añado cebolla confitada y la patata la pongo a cocer en leche.
Podéis añadir almendras laminadas, en lugar de piñones, también queda muy bien.
Para estas fiestas que se avecinan es una opción estupenda.
Espero que os guste.



PASTEL DE CONFIT DE PATO CON PATATAS PIÑONES

2 confit  de pato                                             
650 gr. de patatas
400 ml. de leche                                             
Aceite de oliva 
Puñado de piñones                                         
1 bolsa de rúcula
Sal y pimienta                                                
Vinagre balsámico
Cebolla confitada                                           
Mermelada de frutos rojos
Zumo de limón                                              
Fondo de carne

ELABORACIÓN:

Dejamos un tiempo los confits de pato fuera de la nevera para que podamos manipularlos con facilidad.
Retiramos la piel y toda la grasa que podamos. Desmenuzamos la carne y la reservamos.
Pelamos las patatas, las troceamos y las ponemos a cocer en una cazuela con la leche y una pizca de sal. Cuando al pincharlas estén tiernas las retiramos de la leche y las aplastamos con un tenedor. A la hora de comerlas está bien encontrar algunos trocitos de patata.
Pelamos la cebolla (1 kg.), la cortamos en juliana fina y la confitamos hasta que se ponga dorada. En ese momento salpimentamos y añadimos un poco de azúcar y un chorro de Oporto. Seguimos cociendo hasta que el azúcar caramelice.
Ponemos la mermelada en un cazo. Añadimos un  chorro de zumo de limón, un chorrito de Oporto y una cucharada de fondo de carne. Ponemos una pizca de sal y pimienta.
Cocemos unos minutos y retiramos del fuego.
En una bandeja de horno ponemos un aro de pastelería, metemos dentro del molde la carne del confit desmenuzada y un poco de su propia grasa, para que quede más jugoso. Sobre el confit ponemos una capa fina de la cebolla confitada y encima colocamos el puré de patata.
Espolvoreamos los piñones sobre las patatas y horneamos hasta que vemos que los piñones empiezan a tostar.
Acompañamos de un puñado de rúcula aliñada con aceite de oliva y vinagre balsámico, sal y pimienta y de unos hilos de la mermelada de frutos rojos.











jueves, 3 de diciembre de 2015

Garbanzos con chorizo y beicon con huevos, al horno

De todas las legumbres, las que más me gustan sin comparación son los garbanzos, en cocido, en ensalada, fritos.... Me encantan los garbanzos con bacalao y espinacas, o con langostinos y pulpo, bueno para qué seguir.
Esta receta la vi en algún libro hace años y la adapté un poco a mis propios gustos, la suelo hacer en los cursos porque es muy fácil y rica, además es suficiente como para ponerla de plato único. Muchos días que hago cocido pongo unos pocos más de garbanzos para podre hacer esta receta al día siguiente.
Si no tenéis mucho tiempo unos garbanzos de lata también son una solución estupenda, en ese caso todavía se simplificará más el plato.
En esta ocasión las fotos son del curso de cocina de los miércoles deArtes y Oficios y del Centro de Personas Mayores de La Luz.
Espero que os guste la receta.



GARBANZOS CON CHORIZO Y HUEVOS AL HORNO

400 gr. de garbanzos                                 
Medio puerro
2 zanahorias                                              
1 cebolla
1 punta de jamón
1 cebolla mediana                                     
2 dientes de ajos
1 tomate maduro                                       
4 c/s de salsa de tomate
1 c/s de perejil picado                               
2 chorizos                                                 
2 lonchas de 4 mm. de beicon                  
4 huevos                                                   
Sal y pimienta                                          
Aceite de oliva virgen

ELABORACIÓN:

En primer lugar cocemos los garbanzos, que tendremos en remojo en agua caliente, pero no hirviendo, desde la noche anterior. Los cocemos con el puerro, 1 zanahoria, la punta de jamón y el cuarto de cebolla.
Una vez cocidos desechamos las verduras.
Picamos la cebolla en juliana fina.
Cortamos los ajos en brunoisse y la otra zanahoria en cuadraditos muy pequeños.
Ponemos aceite en una tartera y añadimos la cebolla y los ajos. 
Pochamos a fuego suave. En cuanto empieza a ablandar añadimos el chorizo cortado en rodajas de medio cm.
Rehogamos y ponemos también el beicon troceado y sin piel ni cartílagos. Seguimos rehogando durante un total de unos 5 minutos. Añadimos las zanahorias y los tomates, también pelados y troceados. Vamos removiendo, de cuando en cuando y hacemos hasta que la salsa reduce considerablemente. Probamos y salpimentamos. Incorporamos la salsa de tomate.
Ponemos el perejil y mezclamos.
Incorporamos los garbanzos escurridos y nuevamente rehogamos. Salpimentamos.
Pasamos a fuente que vaya al horno y ayudándonos de un cucharón hacemos unos huecos, donde vamos a colocar los huevos cascados.
Ponemos un poco de sal encima de cada huevo y horneamos a 180º C durante unos 30 minutos.
Podemos hacerlo con garbanzos de bote, en ese caso escurrimos y lavamos bien los garbanzos antes de utilizarlos, el resto lo hacemos igual.
Lo ideal es hacerlo en cazuelas de barro individuales.


martes, 17 de noviembre de 2015

Pan para hamburguesas

  Ya sabéis lo que me gusta hacer pan casero. En alguno de mis cursos de Artes y Oficios hacemos un pan diferente cada día que tenemos clase. Algunos de ellos son recetas de Xavier Barriga, un excelente panadero catalán. Todos sus panes salen bien. Algunos de ellos están ligeramente modificados, pero la esencia es suya. Si os gusta el tema del pan os gustarán sus libros.
El olor del pan recién hecho, ver cómo va creciendo en el horno. Combinar diferentes harinas, trabajar con masas madres. 
Me encantan los panes que hago con fermentaciones lentas en nevera. El tema del pan es un mundo fascinante.
Este pan queda muy rico. Al día siguiente está tan bueno casi como recién horneado. 
Os paso la receta y os animo a hacerlo, porque es muy fácil.



   PAN PARA HAMBURGUESAS

450 gr. de harina                                     
25 gr. de azúcar
8 gr. de leche en polvo                        
40 gr. de levadura
50 gr. de mantequilla                           
250 ml. de agua
8 gr. de sal                                           
Puñado de semillas de sésamo

ELABORACIÓN:

Ponemos en una superficie de trabajo la harina, añadimos el azúcar, la leche en polvo, la levadura y vamos poniendo poco a poco el agua. Amasamos y  añadimos la sal. Mezclamos bien y por último ponemos la mantequilla. 
Seguimos amasando hasta que tengamos una textura homogénea.
Dejamos en reposo el bloque completo durante 15 minutos.


Dividimos la masa en bollos de unos 80 gr. y boleamos.
Volvemos a dejar fermentar unos 50 minutos. 
Espolvoreamos con agua y  con las semillas de sésamo. 
Cocemos a 200ºC hasta que vemos que comienzan a dorar.

Ponemos en rejilla y dejamos enfriar.






miércoles, 4 de noviembre de 2015

Patatas rellenas de setas con crema de queso

No tengo tiempo para nada, los días se me quedan cortísimos. Este año tengo muchísimo trabajo, y aunque estoy encantada de la vida, la verdad es que por las noches estoy tan cansada que no me apetece hacer nada más que sentarme un rato y descansar.
A partir de la próxima semana creo que estaré más relajada.
Hoy os ofrezco una receta fácil y rápida, que hicimos en dos de mis cursos en Artes y Oficios. Me gusta hacerla con patatas pequeñas, así es un entrante estupendo.
En esta ocasión las patatas son medianas.
Suele gustar y como os decía anteriormente es una receta fácil y sin complicaciones.
Espero que os guste.


PATATAS RELLENAS DE SETAS CON CREMA DE QUESO


4 patatas medianas                                 
1 diente de ajo
50 gr. de jamón serrano
150 gr. de champiñones                          
150 gr. de setas de cardo
Sal
Para la crema de queso:
200 gr. de crema de queso                     
100 ml. de nata líquida
50 gr. de queso azul                               
Sal

ELABORACIÓN:

Lavamos y cocemos las patatas con piel, hasta que al pincharlas con un palillo, éste entre con facilidad.
Troceamos el jamón en daditos. Reservamos.
Picamos el ajo y lo ponemos en una sartén con un poco de aceite, en cuanto empieza a dorar añadimos el jamón y rehogamos. A continuación ponemos los champiñones y las setas, limpios y troceados. Hacemos a fuego vivo, hasta que evaporen el agua. de vegetación
Salpimentamos y reservamos.
Cortamos una tapa a las patatas y las vaciamos. Las pelamos.
Las rellenamos con las setas, las ponemos en bandeja de horno y las reservamos al calor.
Hacemos la crema de queso, para ello calentamos el queso cremoso , la nata y el queso azul.
Cocemos unos minutos hasta que tengamos una mezcla homogénea, removemos para unir todos los ingredientes.
Ponemos la crema de queso sobre las patatas y gratinamos al horno. Servimos calientes.



viernes, 9 de octubre de 2015

Fabas con pulpo y chipirones

Ya he comenzado todos mis cursos. Como siempre en esta época las expectativas son muy altas y espero cumplirlas. Me siento encantada en todos ellos. Son días de nervios, en los que todos estamos un poco a la espera de ver qué tal nos va a ir con las nuevas incorporaciones. Ayuda mucho también reencontrarse con los antiguos alumnos que fieles vuelven a mis cursos. Muchísimas gracias a todos, a los nuevos y a los que siguen de otros años conmigo.
Espero que terminéis los cursos cumpliendo con todo lo que habíais esperado de ellos.
Hoy voy a poneros una receta muy rica, estupenda para los días de invierno que pronto vendrán, creo que la próxima semana empezará el frío de verdad.
A mí personalmente la fabada me gusta, pero no es uno de mis platos preferidos, prefiero las fabas con pescado o marisco, incluso en ensaladas. Esta receta la suelo hacer siempre para 2 días porque casi me gusta más al día siguiente.
Compro los chipirones frescos, algunas veces tenemos la suerte de encontrarlos de potera, pero suelen ser tan caros que es casi imposible acceder a ellos. Hay otros que no vienen elaborados que resultan muy ricos, con estos es con los que los hice.
Paso a poner la receta, espero que os guste.



                         FABAS CON PULPO Y CHIPIRONES

900 gr. de fabas frescas                  
350 gr. de chipirones frescos
300 gr. de pulpo cocido                            
1 lata de berberechos
1 cebolla                                                    
2 dientes de ajo
4 c/s de salsa de tomate                             
amito de perejil
½ copa de vino blanco                              
Caldo de pescado
Aceite de oliva                                          
Sal y pimienta
2 sobres de azafrán en rama

ELABORACIÓN:

Como en este caso las fabas son frescas no necesitan hidratar, por lo tanto no tenemos que ponerlas en remojo la noche anterior.
Cubrimos con caldo de pescado frío y cocemos a fuego lento durante aproximadamente hora y media.
De cuando en cuando vamos añadiendo más caldo frío.
Tostamos el azafrán y lo incorporamos a las fabas.



Al principio espumamos con frecuencia, hasta que veamos que no sale nada de espuma.
Mientras tanto limpiamos los chipirones.
El pulpo lo tendremos ya cocido. Yo suelo dejar algo de pulpo cuando lo hago para otras elaboraciones, por ejemplo pulpo a la gallega. Lo cuezo y dejo una pata con algo del agua de cocción y congelo. De esta forma lo tengo ya listo para utilizar.
Picamos la cebolla en brunoisse, la pochamos en un chorro de aceite de oliva. Cuando comienza a tomar color ponemos los chipirones limpios y enteros, rehogamos y añadimos la salsa de tomate, mezclamos y ponemos los ajos y el perejil machacados en el mortero y diluidos con el vino blanco.
Tapamos y cocemos a fuego medio, bajo hasta que veamos que los chipirones comienzan a ablandar. Si es necesario añadimos algo más de caldo de pescado, o un poco del caldo de cocer el pulpo.
Cortamos el pulpo en rodajas un poco más gruesas que para el pulpo a la gallega y lo añadimos al guiso de chipirones. Salpimentamos y probamos el punto de sal. Rehogamos 5 minutos y reservamos.
Cuando vemos que las fabas empiezan a estar blandas ponemos el guiso de chipirones. Ponemos también la lata de berberechos, que deben ser de buena calidad y cocemos unos 10 minutos más para integrar los sabores.
Si el caldo nos queda muy ligero chafamos 2 cucharadas de fabas con ayuda de un tenedor y las volvemos a añadir al caldo.
Servimos bien calientes.
Si en vuestra casa son de buen comer, podéis poner un kilo de fabas, si sobran se pueden comer estupendamente al día siguiente.



jueves, 24 de septiembre de 2015

Patatas rellenas de carne

Ya se están acercando las fechas para los comienzos de los nuevos cursos de otoño, invierno. Realmente ya tengo ganas de comenzar, después de un largo verano me apetece reencontrarme con antiguos alumnos, algunos ya amigos y también conocer a todas las personas nuevas que se acercan a mis cursos de cocina.
Cuando se terminan los cursos, a finales del mes de mayo, el tiempo por delante parece que no va a terminarse, algunos días de descanso, otros para hacer las cosas que no se pudieron hacer durante el curso, también pequeños arreglos en casa y limpiezas más a fondo, todo ello sin contar con los imprevistos, esos como bien dice su nombre, con los que nunca solemos contar, pero que llegan y algunas veces para trastocar todo lo que habías pensado hacer. Bueno, así es la vida.
Ahora, como ya os dije, vuelvo con la ilusión de todos los años, con muchas recetas nuevas para mis amigos que repiten curso y con los clásicos de siempre para los que se inician en el apasionante mundo de la cocina.
Hoy os voy a ofrecer la receta de las patatas rellenas de carne, en mis cursos suelen estar presentes, ya sean rellenas de carne, de salmón, de setas y foie... son muchas las variedades y todas quedan muy ricas.
En el caso de las patatas rellenas de carne suelo hacerlas el día siguiente de hacer carne guisada, de esa forma ya llevo adelantado el proceso de guisar la carne. Suelen gustar a todo el mundo y espero que os gusten también a vosotros.
Ahí va la receta:


  PATATAS RELLENAS DE CARNE

8 patatas medianas, lo más iguales de tamaño posibles
250 gr. de carne, preferiblemente guisada, podemos hacerla para comer el día anterior y aprovechar los restos.         
Caldo de carne o de verduras                                
2 dientes de ajo
1 cebolla grande picada                                         
Perejil picado
1 sobre de azafrán en hebra                                   
Aceite
Sal y pimienta                                                     
Harina y huevo para rebozar

ELABORACIÓN:



Pelamos las patatas y les hacemos un hueco con un sacabocados, es una especie de cuchara cortante, muy apropiada para estos casos. 
Guardamos el primer trozo que saquemos, pues es el que vamos a utilizar como tapa.
Procuramos sacar la mayor cantidad posible de patata, sin que se nos rompan.
Desmenuzamos la carne, que tendremos ya guisada del día anterior y la mezclamos con un poco de salsa de la misma carne. 

Con esto rellenamos las patatas. 
Ponemos a calentar aceite y mientras tanto rebozamos las patatas,  Las rebozamos en harina y en huevo, las freímos procurando que queden bien selladas. Empezamos friendo por el hueco por dónde las habíamos rellenado.
Las dejamos dorar, sin que se nos quemen. Vamos colocándolas en la cazuela donde vamos a guisarlas.
Colamos el aceite de freírlas y lo ponemos a calentar, agregamos la cebolla cortada fina, cuando la tenemos pochada le ponemos un majado con el ajo y el perejil y un chorro de vino blanco. Añadimos el caldo y si es necesario más agua y damos un hervor. Ponemos sobre las patatas  y cocemos alrededor de una hora. Haremos a un fuego muy suave para que se nos rompa lo menos posible el rebozado.
Comprobamos pinchando con cuidado con un palillo para ver si están tiernas. Si el caldo nos queda ralo le podemos añadir un poco de maicena disuelta en agua.

A mitad de cocción podemos ponerlas al horno, en ese caso las iremos bañando cada poco para que queden jugosas.



miércoles, 19 de agosto de 2015

Mermelada de peras

Es época de mermeladas, ahora ya empiezan los excedentes de frutas, bueno ya sabemos que podemos hacerlas en cualquier época del año, pero cuando mejor están es cuando alcanzan el grado de madurez óptimo.
A mi me encanta hacerlas y mis desayunos son a base de mermelada y tostadas.
Algunas frutas no tienen la suficiente cantidad de pectina para que queden con una consistencia espesa, suelo añadirles algo de manzana bien lavada y con piel, de esa forma espesan ligeramente.
También les suelo poner, sobre todo a las menos ácidas zumo de limón, me gusta el sabor que deja y además evita que las frutas se oxiden y que el almíbar que se forma al cocer el azúcar con los líquidos que suelta la fruta se escarche.
Para mí es también muy importante el contenido de azúcar, sobre todo si no vais a esterilizarlas, en ese caso se debe poner más del 60% del peso de la pulpa de la fruta. Estaría bien un 65 por ciento.
Si las esterilizáis podéis poner la cantidad que más os guste.
Otra cosa muy importante es que los recipientes estén bien limpios y esterilizados.
Para que se conserven sin problemas debéis espumar la mermelada, al mismo tiempo que va formándose la espuma, durante la cocción.
Cocerla a fuego lento, mejor en cazuela con fondo  grueso y removiendo frecuentemente.
En algunos casos les pongo también vainilla, canela, también algunas veces pongo algún vino o licor, os iré poniendo alguna receta para que podáis aprovechar esa fruta que muchas veces se nos acaba estropeando.
El tiempo de cocción depende un poco de la dureza de las frutas.
Espero que obtengáis buenos resultados.
Os paso la receta:




                               MERMELADA DE PERAS

1 kg. de peras                                                          
720 gr. de azúcar
Vainilla en rama                                                     
Zumo de medio limón
1 manzana                                                              
Una copa de vino blanco

ELABORACIÓN:

Lavamos cuidadosamente las peras y la manzana, les quitamos los rabitos, las cortamos en cuatro y retiramos las semillas, no vamos a tirarlas porque pueden sernos de utilidad.
Ponemos las peras y las manzanas cortadas en trozos en una cazuela, a ser posible de fondo grueso y les añadimos el vino blanco y  el zumo de limón.
Incorporamos también la vainilla. 
Ponemos a fuego suave y comenzamos a cocerlas despacio.

Incorporamos el azúcar y seguimos cociendo, removemos frecuentemente.
A lo largo de la cocción irá saliendo espuma en la superficie de la mermelada, iremos espumando, de la misma forma que hacemos con los potajes.
Cocemos hasta que la mermelada comienza a espesar y toma un color transparente.
Se retira del fuego, dejamos que enfríe y entonces la envasamos en los frascos que ya tendremos esterilizados.
Si vamos a triturarla retiramos antes la vaina de vainilla.



NOTA:
Como os comenté anteriormente las semillas de algunas frutas y en el caso de las manzanas la piel, son las que contienen la pectina, que es lo que hace espesar a las mermeladas.
Un truco para que espesen mejor es ponerlas dentro de unas bolsas de gasa, que podemos hacer nosotros mismos,  y las atamos con un hilo de cocina largo.  A continuación podemos atar la bolsa al asa de la cazuela y dejarlo dentro durante la cocción, procurando que no se nos rompa al remover.



miércoles, 12 de agosto de 2015

Rollitos de merluza rellenos de verduras

En esta ocasión rellené esta pescadilla, pues no llegaba a merluza, con unas verduras. Es época de comida más sana y ligera, para no ganar kilos. 

A la salsa le puse un poco de soja y de curry y gustó mucho.
La hice durante los últimos días del curso de la Luz. Algunas veces la hago con filetes de lenguado o de gallo. 

No lo hagáis con unos filetes demasiado grandes, pues corréis el riesgo de que os queden poco hechos por dentro.
Si os apetece podéis acompañarlo con unas patatas al vapor.
A ver si os gusta la receta.



ROLLITOS DE MERLUZA RELLENOS DE VERDURAS CON SALSA ORIENTAL

4 filetes de merluza sin piel                               
2 zanahorias medianas
1 puerro                                                             
40 gr. de paleta ibérica
Aceite de oliva
Salsa:
1 tomate maduro 
1 c/s de salsa de tomate                                               
1 chorrito de aceite de oliva
1 c/c de salsa de soja                                         
1 c/c de curry
100 ml. de nata

ELABORACIÓN:

Cortamos en bastones finos la zanahoria y el puerro. Salteamos en un chorro de aceite, por separado.
Ponemos los filetes entre papel film y los aplastamos ligeramente con ayuda de una espalmadera, o con la base del mortero, para poder enrollarlos mejor.
Volvemos a cortar trozos de film limpios lo suficientemente grandes para poder enrollar dentro cada filete, por separado.
Colocamos cada filete sobre un trozo de papel film y repartimos entre ellos las tiras de verduras. Salpimentamos y enrollamos.
Cerramos los paquetes y atamos bien. Cocemos en agua caliente durante unos 5 ó 6 minutos.

Para hacer la salsa ponemos el aceite en una sartén, pelamos y troceamos menudo el tomate y lo sofreímos. Antes de que haya soltado toda el agua le incorporamos la soja, el curry y la nata. Ponemos a fuego medio y dejamos hasta que espese y reduzca ligeramente.
Trituramos y reservamos.
Hacemos el jamón en la sartén vuelta y vuelta, con media cucharada de aceite.
Repartimos el jamón entre los platos. Ponemos un poco de salsa debajo y sobre ella colocamos el rollo de merluza.
Si los filetes son más gruesos en lugar de enrollarlos los hacemos en papillote. En ese caso ponemos un trozo de merluza con la piel hacia abajo sobre papel aluminio, encima colocamos una parte de las verduras y encima el otro trozo de merluza con la piel hacia arriba, como si fuésemos a hacer una cachopo. 
Cerramos los papeles de aluminio, procurando que quede hueco, para que forme una bolsa de aire, y horneamos unos 12 minutos, dependiendo del tamaño de la merluza.