viernes, 9 de octubre de 2015

Fabas con pulpo y chipirones

Ya he comenzado todos mis cursos. Como siempre en esta época las expectativas son muy altas y espero cumplirlas. Me siento encantada en todos ellos. Son días de nervios, en los que todos estamos un poco a la espera de ver qué tal nos va a ir con las nuevas incorporaciones. Ayuda mucho también reencontrarse con los antiguos alumnos que fieles vuelven a mis cursos. Muchísimas gracias a todos, a los nuevos y a los que siguen de otros años conmigo.
Espero que terminéis los cursos cumpliendo con todo lo que habíais esperado de ellos.
Hoy voy a poneros una receta muy rica, estupenda para los días de invierno que pronto vendrán, creo que la próxima semana empezará el frío de verdad.
A mí personalmente la fabada me gusta, pero no es uno de mis platos preferidos, prefiero las fabas con pescado o marisco, incluso en ensaladas. Esta receta la suelo hacer siempre para 2 días porque casi me gusta más al día siguiente.
Compro los chipirones frescos, algunas veces tenemos la suerte de encontrarlos de potera, pero suelen ser tan caros que es casi imposible acceder a ellos. Hay otros que no vienen elaborados que resultan muy ricos, con estos es con los que los hice.
Paso a poner la receta, espero que os guste.



                         FABAS CON PULPO Y CHIPIRONES

900 gr. de fabas frescas                  
350 gr. de chipirones frescos
300 gr. de pulpo cocido                            
1 lata de berberechos
1 cebolla                                                    
2 dientes de ajo
4 c/s de salsa de tomate                             
amito de perejil
½ copa de vino blanco                              
Caldo de pescado
Aceite de oliva                                          
Sal y pimienta
2 sobres de azafrán en rama

ELABORACIÓN:

Como en este caso las fabas son frescas no necesitan hidratar, por lo tanto no tenemos que ponerlas en remojo la noche anterior.
Cubrimos con caldo de pescado frío y cocemos a fuego lento durante aproximadamente hora y media.
De cuando en cuando vamos añadiendo más caldo frío.
Tostamos el azafrán y lo incorporamos a las fabas.



Al principio espumamos con frecuencia, hasta que veamos que no sale nada de espuma.
Mientras tanto limpiamos los chipirones.
El pulpo lo tendremos ya cocido. Yo suelo dejar algo de pulpo cuando lo hago para otras elaboraciones, por ejemplo pulpo a la gallega. Lo cuezo y dejo una pata con algo del agua de cocción y congelo. De esta forma lo tengo ya listo para utilizar.
Picamos la cebolla en brunoisse, la pochamos en un chorro de aceite de oliva. Cuando comienza a tomar color ponemos los chipirones limpios y enteros, rehogamos y añadimos la salsa de tomate, mezclamos y ponemos los ajos y el perejil machacados en el mortero y diluidos con el vino blanco.
Tapamos y cocemos a fuego medio, bajo hasta que veamos que los chipirones comienzan a ablandar. Si es necesario añadimos algo más de caldo de pescado, o un poco del caldo de cocer el pulpo.
Cortamos el pulpo en rodajas un poco más gruesas que para el pulpo a la gallega y lo añadimos al guiso de chipirones. Salpimentamos y probamos el punto de sal. Rehogamos 5 minutos y reservamos.
Cuando vemos que las fabas empiezan a estar blandas ponemos el guiso de chipirones. Ponemos también la lata de berberechos, que deben ser de buena calidad y cocemos unos 10 minutos más para integrar los sabores.
Si el caldo nos queda muy ligero chafamos 2 cucharadas de fabas con ayuda de un tenedor y las volvemos a añadir al caldo.
Servimos bien calientes.
Si en vuestra casa son de buen comer, podéis poner un kilo de fabas, si sobran se pueden comer estupendamente al día siguiente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada