viernes, 29 de marzo de 2013

CRUMBLE O DESMIGADO DE POLLO

Hace unos cuantos años que conozco los "Crumbles", o desmigados, hice ya muchas veces los crumbles dulces, son riquísimos y sirven para aprovechar mucha fruta, que si no, correría el riesgo de estropearse. Yo a las frutas le añado algún licor y alguna mermelada, si tengo casera mejor. De fresas, con manzana, de peras, de melocotones... de casi cualquier fruta.

Ya hace también un tiempo que los hago salados, de verduras y hortalizas me encantan , de carnes o pescados también estan buenísimos, lo mismo que los de ave. Os dejo esta receta y espero que os guste.




                                      CRUMBLE DE POLLO

2 pechugas de pollo                                          
150 gr. de champiñones
150 gr. de setas variadas
2 dientes de ajo                                                 
1 cebolla pequeña
2 manzanas reineta 
1/2 copa de vino blanco                                         
1/2  copa de jerez                                                   
Puñado de pasas                                               
Puñadito de piñones
Pizca de tomillo
Sal y pimienta                                                   
Aceite de oliva
Crumble:
40 gr. de harina                                                 
50 gr. de mantequilla
50 gr. de almendra molida

ELABORACIÓN:

Troceamos las pechugas en tiras y luego en cuadraditos.
Limpiamos y laminamos los champiñones.
Limpiamos y cortamos en tiras las setas
Pelamos los ajos y la cebolla en brunoisse y los pochamos.
Añadimos las pechugas cortadas y hacemos unos minutos. Añadimos el vino blanco, el jerez, sal y pimienta. Ponemos el tomillo y hacemos todo junto, unos minutos.
Laminamos los champiñones y los salteamos en un chorrito de aceite de oliva, los reservamos.
Tostamos lo piñones y los añadimos a las pechugas. Salpimentamos y ponemos el perejil.
Pelamos las manzanas y las hacemos en una sartén con un chorrito de aceite.
Vamos poniendo todos los ingredientes, empezando por el pollo, encima la manzana y sobre ella los champiñones y las setas.
Pasamos a una fuente que pueda ir al horno y no demasiado grande, para que el pollo no quede muy extendido. Dejamos enfriar.
Para hacer el crumble la mantequilla debe estar muy fría. La cortamos con el cuchillo, en trocitos muy pequeños y la ponemos en un bol. La mezclamos con la harina y la almendra molida,  la vamos frotando, para desmigarla. Deben quedar unas migas pequeñitas.
Colocamos sobre el pollo y horneamos hasta que está dorado a 200º, unos 17 minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada