martes, 26 de marzo de 2013

LOMO DE BACALAO CONFITADO SOBRE LECHO DE PISTO

El bacalao es otro clásico ahora en Semana Santa, en nuestra casa lo comemos siempre en Viernes Santo, ya es pura tradicción. Lo hago de muchas maneras diferentes y todas ellas nos gustan. Iré poniendo recetas poco a poco.

Una de las formas en que queda más jugoso en confitándolo. Es muy fácil, sólo requiere que el aceite no llegue a hervir. Si el bacalao es de buena calidad, el resultado final es espléndido. 

Os animó a que lo probeis.


 



LOMO DE BACALAO CONFITADO SOBRE LECHO DE PISTO

200 gr. de lomos de bacalao desalados                            
1 cebolleta
1 diente de ajo                                                                   
1 puerro
1 pimiento verde                                                               
1 pimiento asado
2 patatas medianas                                                            
1 pimiento rojo
Aceite de oliva virgen                                                       
Vinagre de Módena
Orégano


ELABORACIÓN:




Desalamos el bacalao. Dependiendo del tamaño de los lomos, lo tendremos más o menos tiempo, a remojo. Le cambiamos varias veces el agua y lo dejamos en la nevera. Una ves esté desalado lo escurrimos.
Limpiamos puerro, la cebolleta y los pimientos, lo cortamos todo en juliana y lo salteamos en aceite, el ajo lo cortamos en láminas, lo añadimos al resto de las verduras.
A continuación dejamos que se vaya haciendo más despacio.
Pelamos las patatas y las cortamos en panadera fina.
En una sartén aparte ponemos las patatas, primero a fuego un poco más alto, para luego bajarlo y dejarlas hacerse a fuego muy lento. Al final volvemos a subir el fuego para que escurran el aceite sobrante. 
Las reservamos en caliente.
Ponemos aceite suficiente en un cazo, para cubrir el bacalao. Lo ponemos a fuego muy suave y añadimos 2 dientes de ajo pelados y enteros. Lo dejamos unos minutos para que los ajos aromaticen el aceite. 
A continuación ponemos el bacalao. Lo dejamos en el aceite, sin que éste hierva nunca, si vemos que comienza a hervir lo retiramos del fuego y volvemos a ponerlo nuevamente. Es decir ponemos y retiramos del fuego durante todo el proceso del confitado, para que no se haga a más temperatura de la deseada.
Dependiendo del grosor del bacalao lo dejamos más o menos tiempo.
Para un bacalao de grosor normal, con unos 6 minutos es suficiente, si es más grueso lo dejamos 2, ó 3 minutos más
Dejamos dentro del aceite hasta el momento de utilizarlo. En ese momento lo escurrimos y sacamos lascas del lomo.
Ponemos en un plato de presentación una cama de patatas panadera, sobre ellas colocamos el pisto y encima las lascas del bacalao confitado.
Tostamos un poco de orégano en una sartén sin aceite y a fuego muy bajo y lo espolvoreamos por encima del bacalao. También podemos poner perejil picadito.
Podemos terminar la decoración con un hilo de reducción de vinagre de Módena.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada