miércoles, 3 de julio de 2013

"LLAMPARES" EN SALSA, CON JAMÓN

Aquí en Asturias, suelen gustarnos mucho las llampares o lapas. Es un marisco con un sabor fuerte y característico. Es ideal para hacer con arroz. 

Yo ya iba con mis padres a comerlo cerca del Faro de Peñas. 

Hay varios sitios, en la zona, que las hacen deliciosas, entre ellos en "Casa Maravillas", ahí hicimos la Comunión de mi hija y quedamos encantados, aunque en esa ocasión el menú fue algo diferente.

Otro sitio estupendo para comerlas es "Casa Oliva", allí también, las llampares son especiales.

Para muchas personas que nunca las probaron, las notarán duras. Son algo duras y si se cocinan en exceso, se quedan todavía más duras. Yo las pongo nada más que hasta que se sueltan todas. 

A ver si os gustan.

Os paso la receta, de las llampares a mi manera.

 

 



                      “LLAMPARES” EN SALSA, CON JAMÓN

1 y 250 gr. de llámpares
80 gr. de jamón serrano
½ cebolla
3 dientes de ajo
1 c/s de salsa de tomate
Media guindilla
1 c/c rasa de harina
1 copa de vino blanco
½ copa de fino
1 manojito de perejil picado
Aceite de oliva y sal

ELABORACIÓN:



En primer lugar lavamos muy bien las llámpares, y las dejamos en remojo de agua fría con un puñado de sal.
Mientras tanto picamos en brunoisse bien fina los dientes de ajo, la cebolla y el perejil.
Cortamos en aros la guindilla.
Ponemos un buen chorro de aceite de oliva en una cazuela y añadimos los ajos y la guindilla. En cuanto comienza a dorar añadimos la cebolla. Rehogamos y pochamos. En cuanto la cebolla comienza a tomar color doradito, incorporamos el jamón cortado en taquitos pequeños. 


Hacemos unos minutos y ponemos la harina. Freímos ligeramente para quitar el sabor a harina cruda y añadimos la salsa de tomate. 
Removemos bien y ponemos el fino y el vino blanco. Damos un hervor y espolvoreamos el perejil. Finalmente ponemos las llámpares escurridas. Ponemos a punto de sal, teniendo cuidado, porque el jamón ya va a salar la salsa.
 Removemos con cuidado y en el momento en el que se separan de la cáscara, las retiramos del fuego.
Si seguimos haciendo al fuego, cada vez endurecerán más.
Servimos bien calientes.

 

 

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada