martes, 29 de julio de 2014

GUACAMOLE CON GAMBAS

No es habitual en mi casa. No lo tomamos muy a menudo, pero ahora está mi hija en casa y a ella le encanta. 

Habitualmente lo compra en un supermercado, pero la pasada semana lo hicimos nosotras. Suelo hacerlo alguna vez en mis cursos, pero no sé si es que ahora cada vez como más vegetales y frutas, el caso es que me gustó muchísimo. 

Hicimos para 2 días y uno de ellos lo tomamos con gambas y otro día con calamares. Está bien en ambos casos, pero para mi gusto, lo prefiero con gambas.

No le puse cilantro y en lugar de limón lo aliñé con un vinagre de vino blanco que había traido de Valdepeñas. 

Aunque no suele llevar aceite, nosotras sí se lo pusimos. El aceite que utilicé fue un aceite de arbequina de primera prensada. 

También le puse una mezcla de especias picantes que trajimos de Roma. Lo hice un poco a mi manera. 

Podeis ponerle pimienta de cayena troceadita y una pizca de comino. Picais menuda la pimienta y la mezclais con el comino. Poneis una pizca y vais probando, para no pasaros con el picante. 

La forma correcta de hacerlo sería picando en brunoisse cebolleta y tomate y luego ir machacándolo con la pulpa del aguacate, hasta darle la textura correcta. Añadiríamos la sal y el aceite y pondríamos las especias, pero a nosotras nos gusta con una textura más homogénea.

Os paso la receta, a ver si os gusta.

 





                              GUACAMOLE CON GAMBÓN
2 aguacates maduros
¼ de cebolleta
Medio tomate maduro, pelado y sin semillas
Vinagre de vino blanco
Aceite de oliva virgen de la variedad Arbequina
Sal
Mezcla de especias picantes
8 gambones

ELABORACIÓN:


En primer lugar pelamos los aguacates y les quitamos el hueso. 
Los troceamos y los ponemos en el vaso de la batidora. 
Añadimos el tomate, la cebolleta y la sal. Ponemos un buen chorro de vinagre y la mezcla de especias. 
Vamos añadiendo aceite de oliva poco a poco.
Aproximadamente 2, ó 3 cucharadas soperas de aceite.



Lo ideal es ir probando hasta conseguir el sabor que nos gusta.
En alguna ocasión leí que poniendo el hueso del aguacate dentro del guacamole, éste no se ponía oscuro, así que siempre lo hago de esta forma.
Tapamos el recipiente dónde tenemos el guacamole y lo metemos en la nevera, hasta el momento de servir.
El gambón lo salamos y lo hacemos a la plancha. Lo pelamos y dejamos únicamente la cola.
En el momento de servir ponemos montoncitos de guacamole y vamos intercalando el gambón. Se sirve con tostas de pan o con nachos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada