miércoles, 22 de octubre de 2014

Gratín de patatas con paleta ibérica y beicon

Gustan mucho. A la mayoría de la gente les encanta. Son muy fáciles y la verdad es que los resultados son muy buenos. Es un plato consistente que llena bastante.

Son recetas que se suelen hacer mucho en Francia. Ésta receta me la dió una amiga que tiene familia francesa. 

Partiendo de esta receta yo luego les pongo múltiples rellenos, de pescado, marisco, carne guisada, morcilla con cebolla confitada... Os iré poniendo variedades de ella.

Esta semana la hice en dos cursos de Artes y Oficios.

Os pongo la receta, espero que os guste:






GRATÍN DE PATATAS RELLENO DE PALETA IBÉRICA Y BEICON

1 kg. y medio de patatas                              
Leche
Sal y pimienta                                             
2 cebollas
1 diente de ajo                                                 
100 gr. de paleta ibérica
100 gr. de beicon ibérico  
100 gr. de beicon normal
250 gr. de champiñones                          
Perejil picado                                              
Aceite
Sal y pimienta
Queso al gusto para gratinar, mejor mozzarella o cuatro quesos.

 

ELABORACIÓN:

 Ponemos a cocer las patatas en leche con sal y pimienta. Si las hacemos muy despacio el gratín va a estar mucho más rico. Si las cocemos con nata estarán mucho mejor, pero aumentará el contenido en grasas.
Una vez cocidas las pasamos por el pasapurés y las reservamos. También podemos chafarlas con un tenedor.
Cortamos en juliana la cebolla y picamos el ajo en brunoisse. 


 Cortamos en trocitos el beicon y el jamón. Lavamos y cortamos en láminas los champiñones.
Mientras se nos van cociendo las patatas ponemos aceite en una sartén y añadimos la cebolla y el ajo. Cuando empiecen a estar doradas ponemos el jamón y el beicon y rehogamos.
Salteamos los champiñones en un chorro de aceite. Los salpimentamos.
Ponemos una capa de patatas en una fuente que pueda ir al horno y que luego podamos presentar en la mesa, pues es un pastel salado que no se puede desmoldar.
Sobre la capa de patatas ponemos la farsa de cebollas, jamón y beicon. Colocamos encima los champiñones salteados. Extendemos por toda la superficie del molde. Tapamos con la otra mitad de puré de patatas y espolvoreamos por encima queso rallado.
Metemos al horno 10 minutos a 180º y luego gratinamos a máxima temperatura hasta que el queso esté dorado.
Servimos en la misma fuente de horno dónde lo cocimos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada