miércoles, 16 de abril de 2014

ENSALADA DE BACALAO CONFITADO CON CAVIAR DE ORICIOS

En mi casa toda la vida se comió pescado en los viernes de la Cuaresma. Hace ya unos cuantos años que el único día que guardamos la costumbre es el día de Viernes Santo. Yo recuerdo que ni se nos ocurría comer otra cosa, aunque era el día que más te apetecía comer jamón, chorizo, carne frita... La sensación de pecado era tan grande que era impensable. 

Según fueron pasando los años, las costumbres fueron relajándose, aunque todavía muchos viernes a mitad de la jornada, de repente, me acuerdo que es un viernes de cuaresma y por un momento, siento esa sensación de no haberlo hecho bien. 

Solemos comer bacalao, nos gusta mucho, a mí personalmente en todas sus variantes.

Hoy os pongo una receta de una ensalada de un día de fiesta, la hice con bacalao y caviar de oricios, entre otros ingredientes, espero que os guste.

Está presentada en dos versiones diferentes, para un sólo comensal y para varios.

La hice en el Centro de Mayores esta pasada semana.




                 ENSALADA DE BACALAO CONFITADO CON CAVIAR DE ORICIOS

200 gr. de bacalao desalado                           
1 lata de caviar de oricios
12 gambas                                                    
Una bolsa pequeña de ensaladas variadas
100 ml. de mayonesa                                     
2 c/s  de nata líquida
4 huevos cocidos                                            
Aceite de oliva virgen
Vinagre de Módena                                        
Sal y pimienta



ELABORACIÓN:

Calentamos aceite en un cazo y antes de que coja mucho calor le añadimos el bacalao. No dejaremos que hierva en ningún momento.
Lo dejamos dentro unos 8, ó 10 minutos, dependerá del grosor del bacalao.
Reservamos dentro del aceite hasta que lo utilicemos.
Lavamos y secamos las lechugas variadas. Las cortamos en juliana fina. Las ponemos en un bol.
Mezclamos la mayonesa y la nata y añadimos un toque de pimienta recién molida y otro toque de vinagre de Módena.
Cocemos los huevos unos 8, ó 10 minutos y pasamos por agua fría.
Cocemos unos minutos las gambas en agua salada con un ramillete de especias.
Sacamos lascas del bacalao y lo colocamos alrededor de la lechuga y alguno sobre ella, lo mismo que las gambas.
Los huevos los cortamos en rodajas y adornamos a nuestro gusto la ensalada con ellos.
Por encima de todo ponemos el caviar de oricios.
Podemos aliñar ligeramente la lechuga con una vinagreta normal, que haremos con vinagre de Módena. Ponemos un cordón de mezcla de mayonesa y nata a la ensalada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada