domingo, 31 de enero de 2016

Pan de cerveza

Hoy va de pan; me encanta hacer pan, no puedo remediarlo! El problema es la falta de tiempo. Me gusta hacer panes con fermentaciones largas, panes con masa madre. Tengo un pequeño horno de cerámica, para meter dentro del horno tradicional eléctrico, con el que consigo unos panes muy ricos. En alguno de  los cursos de cocina que imparto hacemos pan todos los días. En este caso no tengo tanto tiempo y aunque salen panes muy ricos, las fermentaciones tienen que ser, obligatoriamente, más cortas. 

Este pan del que hoy os doy la receta es de uno de los cursos, de mis alumnas de los miércoles. A ellas también les encanta que hagamos pan. Son expertas amasando pan y obtenemos unos resultados muy buenos. Es un pan enriquecido, al que le ponemos una parte de los líquidos, que lleva la receta,  de cerveza negra. Es ideal para comer así o para tostarlo al día siguiente y untarlo con alguna rica mermelada casera, para acompañar un desayuno o una merienda. 

Espero que os guste, os paso la receta.



                                  PAN DE CERVEZA

300  gr. de harina de trigo                           
200 gr. de harina de centeno
100 gr. de harina integral                            
200 ml. de cerveza negra
50 gr. de mantequilla                                  
12 gr. de sal
1 c/s rasa de azúcar                                     
1 huevo y 1 yema
Agua tibia                                                   
30 gr. de levadura

ELABORACIÓN:

Mezclamos las harinas y las ponemos sobre la superficie de trabajo.
Hacemos un hueco y vamos incorporando el azúcar, la mantequilla, la cerveza a temperatura ambiente, el huevo y la yema y la sal. Añadimos el agua tibia. Ponemos agua suficiente para conseguir una masa que no se nos pegue a los dedos, procuramos que no quede muy metida en harina, pues quedará mucho más rico el pan.
Una vez tengamos todos los ingredientes bien unidos ponemos la levadura desmenuzada y seguimos amasando.
Damos forma de bola. Enharinamos la superficie de trabajo abundantemente y rodamos por encima la bola de pan, podemos añadirle más harina por encima, y tapamos. Dejamos reposar una hora en lugar cálido.

Al cabo de una hora le damos los cortes que nos gusten al pan y boleamos con las dos manos con suavidad, para no desgasificarlo. 
Lo ponemos ya en la bandeja de horno tapado.
Seguimos dejándolo fermentar otras 2 horas y ya lo ponemos en el horno precalentado a 250ºC. 
Lo tapamos con una cazuela, mejor de hierro, y lo cocemos así 25 minutos. En ese punto retiramos la cazuela y bajamos el horno a 210º C
. Cocemos a esta temperatura otros 30 minutos ya destapado, sin cazuela encima.
Sacamos y ponemos sobre rejilla.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada