viernes, 21 de febrero de 2014

TARTA DE BEICON Y CALABACÍN

Hace unos cuantos días que no subo ninguna receta, la verdad es que estuve muy atareada. Además estuve unos días en Roma, eso me quitó tiempo. También estoy preparando el nuevo curso del Centro de Mayores de la Luz, que va a comenzar el próximo 8 de marzo. Hoy voy a poneros unas cuantas recetas, para compensar todo este tiempo que no pude poner nada.

La receta de hoy es una tarta salada. La hicimos esta semana en Artes y Oficios. Son tartas muy socorridas y muy ricas. Ahora cada vez más gente las conoce, pero yo cuando empecé en este mundo de la cocina eran unas grandes desconocidas. Ya sabeis lo mucho que a mí me gustan y la gran variedad de rellenos que admiten.

En este caso cebolla confitada, calabacín, jamón y beicon.






                    TARTA DE BEICON  Y CALABACÍN

300 gr. de masa quebrada                                     
2 c/s de mantequilla

1 calabacín                                                           
100 ml. de leche caliente                                      
100 ml. de nata                                                    
2 cebollas                                                              
4 lonchas de beicon                                             
2 lonchas de jamón serrano                                   
2 huevos                                                                
Sal y pimienta                                                      
Queso rallado

Aceite de oliva





ELABORACIÓN:



Hacemos la masa y forramos el molde, dejamos el molde en la nevera durante 20 minutos y lo cocemos en blanco hasta que coja color.

Picamos la cebolla en juliana y la pochamos en aceite de oliva. La dejamos hasta que tenga un color dorado.

Cortamos en tiras de unos 5 cm. de largo y medio cm. de ancho, el beicon y el jamón. Lo añadimos a la cebolla pochada. Rehogamos.

Lavamos el calabacín y lo cortamos en palitos

Ponemos la mantequilla en una sartén y la diluimos, añadimos el calabacín y los hacemos a fuego lento durante unos minutos, hasta que empiecen a ponerse blandos.

Ponemos el calabacín  con la cebolla y colocamos sobre la masa ya cocida.

Batimos los huevos con una pizca de sal y pimienta. Ponemos la leche y la nata y unas cucharadas de queso rallado. Añadimos este batido a la cebolla pochada.

Espolvoreamos más queso rallado por encima y horneamos a 190º durante unos 30 minutos.

Se sirve caliente.  



             MASA  BRISA



200 gr. de harina                                                            
1 pellizco de sal
100 gr. de mantequilla                                                   
1 huevo
Pizca de tomillo

ELABORACIÓN:

Tamizamos la harina y la ponemos en un cuenco, le añadimos la sal, el tomillo y la mantequilla en trocitos.
Le añadimos el huevo y con ayuda de una espátula lo mezclamos, o a mano, pero amasando muy poco.
Ponemos la masa sobre el mármol, enharinado y amasamos ligeramente. Dejamos un reposo de 30 minutos en la nevera.
Para este tipo de masas, la mantequilla debe estar bien fría.
Sólo amasamos hasta unir ingredientes.


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada