lunes, 28 de octubre de 2013

ALETA DE TERNERA RELLENA, CON GUARNICIÓN DE PATATAS ASADAS

Como en los primeros tiempos, cuando empecé a dar clases en el Centro de Mayores de la Luz, tengo el curso completísimo. Estoy muy contenta. En esta edición tengo 16 alumnos, todos ellos encantadores. Me siento como en casa. Algunos de ellos llevan desde el comienzo conmigo, ya los considero más que alumnos amigos. Lo mismo me pasa con el personal del Centro. 

Uno de estos días estaba comentando con unos amigos lo mucho que me gustaba mi trabajo. También hablaba con ellos de la suerte que tuve siempre con mis alumnos. A todos los recuerdo con cariño, y lo digo de verdad. Puede que en todos estos años me encontrara con una o dos personas que me desilusionaron, pero eso no es nada, comparado con la cantidad de personas con las que me sentí realmente bien.

Lo mismo me está pasando en Artes y Oficios. Llevo allí un mes y ya me encuentro como si toda mi vida hubiese trabajado allí. Estoy feliz con  mis alumnos y encantada con mis compañeros y el resto de personal. 

Bueno, a lo que vamos. La receta de hoy es una carne rellena que hicimos hace 3 semanas en el Centro de Mayores de la Luz. 

No sé si habrá personas interesadas en saber de donde proviene la receta. Debo reconocer que no recuerdo el origen que tiene, supongo que la habré hecho en algún curso de cocina al que asistí, pero también puede ser de algún libro de cocina. siento no poder daros esta información. Lo que sí puedo deciros es que seguramente que le dí mi toque personal, porque me encanta adaptar las recetas a mi propio gusto.

Os paso la receta:












        ALETA DE TERNERA RELLENA, CON GUARNICIÓN DE PATATAS ASADAS



1 kg. de carne de aleta abierta                  
150 gr. de carne de ternera picada
40 gr. de tocino ibérico
100 gr. de champiñones                                    
1 cebolla pequeña
3 dientes de ajo                                        
¼ de calabacín
Aceite de oliva                                         
1 yema de huevo
Pizca de tomillo                                     
Sal y pimienta
1 copa de vino blanco semi seco                    
1 vaso de caldo de carne
   


 
Guarnición:                                             
400 gr. de patatas
4 dientes de ajo                                         
Hierbas provenzales secas al gusto
Sal y pimienta.                                          
Un buen chorro de aceite de oliva



ELABORACIÓN:

Limpiamos y picamos los champiñones.
Picamos en brunoiss la cebolla y los ajos, lavamos y cortamos en daditos el calabacín.
Calentamos el aceite y rehogamos el ajo y la cebolla, una vez empiece a estar la cebolla transparente añadimos el tocino troceado y rehogamos. A continuación ponemos el calabacín y los champiñones, hacemos unos 4 minutos.
Quitamos del fuego y ponemos en un bol. Añadimos la carne picada. Las yemas, la pimienta y la sal.
Ponemos la carne abierta encima de la mesa y la salpimentamos. Repartimos la mezcla sobre ella y la enrollamos, con cuidado de que no se nos salga el relleno. La atamos.
Calentamos aceite y doramos la carne. La ponemos en una fuente de horno y le ponemos por encima el aceite de dorarla y el tomillo. La hacemos a 190º unos 30 minutos, añadimos el caldo de carne; ponemos también el vino blanco y seguimos cociendo 1 hora, vamos regando de cuando en cuando.
Retiramos el jugo de la cocción y lo seguimos calentando hasta que reduzca a la mitad. Lavamos concienzudamente las patatas y las cortamos en gajos bien gruesos. Las colocamos en una fuente de horno con los dientes de ajos sin pelar, el aceite, las hierbas provenzales, la sal y la pimienta. 
Cocemos en horno precalentado unos 40 minutos. Cortamos la carne en rodajas y servimos con las patatas asadas y la salsa.
Podemos hacer la carne en una cazuela, siempre bien tapada.
Podemos espesar la salsa con una cucharadita de maicena.
También podemos añadir una cebolla en juliana, a la primera cocción del horno, para luego, triturarla con el resto de la salsa.


jueves, 24 de octubre de 2013

MUSLOS DE POLLO A LA CREMA DE LIMÓN

Os pongo una receta muy rica de pollo. Es una carne, la de esta ave que admite múltiples preparaciones. Lo cocino de muy diferentes formas, ya sabeis lo que me gusta variar a la hora de comer. En mis cursos también es una carne que gusta mucho y queda bien en casi todas las recetas. 

El pollo de corral es mi carne preferida, todas las navidades lo pongo para mi madre y para mí. Este plato no me canso de comerlo. 

En esta ocasión fue también una receta que hice en el Centro de Mayores de la Luz, y es una receta que hicimos hace muchos años en un curso de cocina, al que yo iba de alumna. La tenía guardada en una libreta, precisamente de ese curso, por eso lo sé, porque ahora mi memoria ya no me permite, como hace años recordar el origen de algunas recetas. De todas formas siempre le suelo dar mi toque personal a todas las recetas que hago, exceptuando los postres, ahí la precisión suele ser muy necesaria.

Os pongo la receta.

 






               MUSLOS DE POLLO A LA CREMA DE LIMÓN

8 muslos de pollo                                                    
1 vaso de vino blanco
50 gr. de mantequilla                                             
 100 ml. de nata líquida
1 cebolla                                                                  
1 diente de ajo
Zumo de 1 limón                                                     
Chorrito de jerez
300 ml. de aceite                                                     
½ c/s de pimentón dulce
150 gr. de cintas de pasta.                                       
Sal y pimienta
Pizca de nuez moscada



ELABORACIÓN:

Salpimentamos el pollo y lo doramos en una cazuela con aceite y mantequilla. Lo reservamos al calor.
Rehogamos el ajo y la cebolla picada y le añadimos el zumo de limón. Cocemos a fuego lento y agregamos el vino blanco y el jerez.
Incorporamos el pollo a la salsa, tapamos y cocemos unos 35 minutos.
Ponemos la nata en un cazo, salpimentamos, añadimos un pellizco de nuez moscada. Dejamos hacerse 5 minutos, removemos alguna vez.
Sacamos el pollo de la salsa y dejamos ésta reducir. La trituramos y la mezclamos con la nata.
Ponemos sobre el pollo y lo servimos acompañado de unas cintas de pasta fresca cocida en un caldo de ave, y a las que añadimos, en el momento de servir, un chorro de aceite de oliva virgen y un ramillete de perejil picado.




TARTA DE HIGOS Y ALMENDRA

Todavía queda alguno. Hoy en una frutería ví unos cuantos.
Hace años leí que eran uno de los alimentos favoritos de los faraones. La verdad es que no me extraña, son deliciosos.
Este año hice mermelada, hice también higos en almíbar.
Hace unos días en el Centro de Mayores de la Luz, hicimos esta tarta. Me dijeron que les había encantado.
Tengo la mermelada guardada, para hacer unas galletas. Las relleno de mermelada de higos y las cubro con chocolate. Cuando los haga, ya pondré la receta.
Ahora disfrutad con esta tarta, que todavía teneis la oprtunidad de hacerla este año.





             TARTA DE HIGOS Y ALMENDRA MOLIDA

Masa quebrada:

90 gr. de mantequilla                                
160 gr. de harina
75 gr. de azúcar                                         
1 huevo
Pellizco de sal




Elaboración:

La mantequilla debe estar bien fría. Ponemos la harina haciendo un volcán. Troceamos la mantequilla y la colocamos alrededor. Ponemos en el centro el huevo y la sal. Añadimos el azúcar. Mezclamos todos los ingredientes con rapidez y sin amasar.
Extendemos con ayuda de papel film y colocamos sobre la tartera. Metemos en la nevera una media hora antes de hornear.



Relleno:

125 gr. de azúcar                                       
125 gr. de mantequilla
125 gr. de almendra molida                      
12 higos frescos
3 huevos                                                    
Chorro de jerez






ELABORACIÓN:

Ponemos la mantequilla en pomada. La batimos con el azúcar y los huevos. Al final ponemos la almendra molida y el jerez.
Pelamos los higos. Los ponemos sobre la masa quebrada con la parte más estrecha hacia arriba.
Repartimos la crema por encima de los higos. Horneamos a 180 º, durante unos 40 minutos.
Si os parece un poco densa,  se puede quitar la mantequilla y añadir la misma cantidad de nata, o incluso leche. Queda una tarta un poco más ligera.










viernes, 18 de octubre de 2013

RISOTTO DE CALAMARES Y MARISCO

Si os gustan los arroces caldosos y el queso, seguramente que también os va a gustar el risotto. En anteriores ocasiones ya os comenté que me encantaban los arroces, los dulces y los salados. También es cierto que hay pocas cosas, en cuestión de alimentos, que no me gusten. 

Me encanta la cocina italiana, cuando estuvimos en Sicilia comí arroz de formas diferentes. Nosotros solemos llamar risotto al arroz cremoso que suele llevar una parte de materia grasa, queso o mantequilla. Allí llaman risotto a cualquier tipo de arroz. La palabra proviene de "riso", arroz en italiano. 

Suelen utilizar unas variedades que sueltan mucho almidón y absorben muy bien los aromas. Entre otros suelen utilizar el arroz de la variedad arborio y el carnaroli. Son los que yo utilizo para elaborarlo.

Siempre lo hago en mis cursos, gusta muchísimo a la gente. Tiene un problema y es que hay que comerlo recién hecho, porque al llevar queso, si se pasa de punto queda prácticamente incomestible.

Esta receta gusta especialmente, aunque, con el tiempo, os iré poniendo otras más que también os van a gustar mucho.

Paso a poner la receta

 





                    RISOTTO DE CALAMARES Y MARISCO

400 gr. de arroz arborio o carnaroli                       
2 calamares pequeños de potera
¼ de almejas                                         
16 mejillones
8 langostinos                                          
Azafrán
1 diente de ajo                                        
½ cebolla
Manojito de perejil                               
1 c/s rasa de salsa de tomate
½ copa de vino blanco                           
½ copa de jerez
1 l. y medio de fumet                             
30 gr. de mantequilla
50 gr. de parmesano                               
Aceite
Sal y pimienta



ELABORACIÓN:

Picamos en brunoisse el ajo y la cebolla, los sofreímos con  un poco de aceite.
Cuando empiece a dorar ponemos la salsa de tomate y añadimos los calamares cortados en trocitos.
Agregamos el vino blanco y el jerez y hacemos hasta que el calamar empiece a ablandar. Si es necesario añadimos algo de agua.
Dejamos reducir hasta que no queda nada de caldo y añadimos el arroz. Rehogamos y vamos añadiendo el caldo caliente poco a poco. Ponemos el azafrán.
Abrimos los mejillones y las almejas aparte. Los reservamos.
Colamos el caldo de cocerlos y lo agregamos al risotto. 


 
Cocemos unos 16 minutos. Tiene que quedar al dente, pero también depende el gusto personal de cada uno. Si gusta más hecho lo dejamos cocer 2 minutos más
Ponemos la mantequilla y el parmesano unos 3 minutos antes de terminar la cocción.
El perejil lo ponemos casi al final.
Los langostinos los salteamos en un chorrito de aceite y los añadimos 5 minutos antes de  terminar de hacerlo.